Skip to main content

7 Criterios para reconocer un buen hosting web

La conclusión de todo esto obviamente no puede ser otra que el hecho de que hay que tener muy claros los requisitos y exigirlos al proveedor.

Si no te proporciona información suficiente (cifras exactas) o no los cumple, ni lo pienses: descártalo sin perder más tiempo. Por otra parte, sobra decir que los proveedores antes recomendados cumplen sobradamente los criterios que se explican a continuación. Veamos entonces cuáles son estos requisitos:

1. Tu alojamiento web ha de ofrecer PHP y MySQL Las aplicaciones antes mencionadas (WordPress, Joomla, etc.) están todas ellas desarrolladas con PHP y usan una base de datos MySQL.

El proveedor que elijas a de soportar ambas cosas. Además, hay que cerciorarse de que usa versiones razonablemente actualidas. Para la versión actual de WordPress (4.0) esto sería: PHP: versión 5.2.4 o superior MySQL: versión 5.0 o superior

2. Espacio en disco y consumo de ancho de banda mensual En una web estática es fácil calcular el espacio de disco necesario, es el que consumen los fichero en HTML + las imágenes, pero en una aplicación PHP no existen ficheros HTML, salvo algunos muy concretos que pueden ser excepciones puntuales. Aquí el espacio consumido se compone de los ficheros ejecutables PHP de la aplicación, el espacio consumido por la base de datos MySQL (dónde guardan estas aplicaciones normalmente sus contenidos) y, al igual que en webs con las páginas HTML “normales”, los ficheros de las imágenes.

Ojo con el email alojado en tu hosting A todo esto hay que añadir otro factor del cual mucha gente no es consciente: el email. Es decir, si usas el servicio de email que viene con cualquier hosting para tener cuenta de email con tu propio dominio, éste puede ser un auténtico devorador de espacio, un auténtico agujero negro del espacio en disco que muchas veces se lleva mucho más que las propias aplicaciones, especialmente cuando hablamos de hostings para empresas con varias cuentas de correo.

Ten en cuenta que un email con varios ficheros adjuntos “gordos” que suman, por ejemplo, 5Mbytes entre todos ellos ya te han consumido esos 5Mbytes de disco mientras que ese email no se borre definitivamente. En comparación, una instalación básica de WordPress 4.0, por ejemplo, consume unos 20 Mbytes (ficheros PHP) a lo que habría que sumar el espacio consumido por MySQL que lógicamente es mínimo con el blog recien creado. Incluso con +100 posts y páginas no debería pasar de unas pocas decenas de Mbytes. Ahora bien, si se suben imágenes, van sumando, si instalan plugins van sumando, etc. Por tanto, con ese contenido, cierta cantidad de imágenes, etc., una instalación de WordPress te puede consumir en total fácilmente 200-300Mbytes o más.

Optimizar las imágenes, una tarea esencial en cualquier aplicación con alojamiento web Te recomiendo en particular que vigiles muy de cerca el tamaño y peso de las imágenes, siempre las deberías optimizar antes de subirlas a tu web, hay imágenes que ocupan 10-20 veces más de lo que ocuparían si estuvieran optimizadas. Para las propias aplicaciones hay plugins y extensiones que hacen esto y como herramientas generalistas y online muy buenas, te puedo recomendar Picresize y TinyPNG. Muchos proveedores limitan el espacio en disco disponible y, a veces, dejándolo bastante justo. Así que chequea estos datos a conciencia. No pasa nada porque haya límites, pero cerciórate de que sean suficientes para tus necesidades y que tengas holgura a medio plazo, y sobre todo, gestiónalos. Orientación de espacio en disco y ancho de banda necesario Como orientación groso modo unos 500Mb de espacio y 10Gb de ancho de banda mensual (también llamado “transferencia”) son valores muy razonables para empezar con un proyecto nuevo, son recursos que debería bastar para contenidos normales, un mínimo de 100-200 publicaciones con imágenes (eso sí, optimizadas), y, en defintiva para los primeros 1-2 años de vida del proyecto. En casos específicos puede ser conveniente aumentar estos recursos. Para un blog de fotografía, por ejemplo, 500Mb es un techo algo bajo y recomendaría empezar más bien con 1Gb de espacio o más.

3. Límite de memoria PHP y nº de procesos PHP concurrentes Los servicios de hosting hosting no suelen indicar expresamente el límite de memoria PHP y el número de procesos PHP que se permiten ejecutar al mismo tiempo a sus usuarios. Por tanto, la mayoría de la mucha gente no le presta atención, ni siquiera son conscientes. Sin embargo, ambos son esenciales para que tu aplicación PHP funcione bien.

Necesidades de memoria en aplicaciones PHP Esto es así porque las aplicaciones PHP como WordPress, Joomla, Prestashop, etc. consumen memoria, cuanto más sofisticadas, más memoria. Además, estas aplicaciones suelen admitir la instalación de plugins (extensiones) y eso hace su consumo de memoria muy variable porque depende de cuantos de estos plugins tengas instalados. Cuanto más plugins activos, más memoria que se consume. Por otra parte, algunos plugins, como, por ejemplo, el plugin de WordPress BackWPup, provocan picos muy grandes de consumo de memoria. WordPress.org no da cifras oficiales para este dato, pero se suelen recomendar, al menos, unos 256MB de memoria PHP para que un blog WordPress pueda funcionar bien. Este blog, por ejemplo, consume en torno a unos 60-70MB y cuando BackWPup ejecuta las copias de seguridad alcanza picos que superan holgadamente los 100MB. stats c2cero hostgator mayo 2013 Estadísticas de tráfico del blog “hermano” de Hosting a tope, Ciudadano 2.0, en mayo del 2013 con un plan básico “Baby” de Hostgator que muestran lo que puede dar de un hosting “low cost” bien elegido. En la actualidad, al igual que Hosting a Tope, se encuentra alojado con Webempresa.

¿Cuántos procesos concurrentes necesitas en tu hosting?

Lamentablemente es muy difícil dar cifras concretas relativas al nº de procesos concurrentes que necesitas soportar porque influyen muchos factores, sobre todo, el patrón de tu tráfico (no es lo mismo un tráfico por “rachas” que uno constante). La idea general es que cada usuario que entra en una aplicación web echa en PHP a hacer algo, en principio, desencadena un proceso PHP para atender su petición, por tanto, 5 usuarios que acceden a la vez a la aplicación, en teoría generarían 5 procesos. Si éste es el límite de tu hosting, quiere decir que a partir del usuario nº 6, o bien, éste se encontrará la web caída, o bien, provoca la caída el servidor completo (que es lo más probable).

Por otra parte, hay “trucos” muy recomendables, incluso imprescindibles diría yo, como usar plugins de caché en WordPress que reducen enormemente los procesos utilizados. Pero en términos general desde luego es seguro decir que 10 procesos se quedan cortos para cualquier blog WordPress que quiera tener un mínimo margen para soportar algo de tráfico. Ten en cuenta que simplemente con que tengas la suerte de recibir un retuit de una cuenta Twitter buena, con varios miles de seguidores, es suficiente para generar picos de tráfico como los descritos. En definitiva, te diría que 15-20 procesos es una buena cifra, siempre y cuando cuentes también con una capacidad de procesador buena para tu servidor ya que cuando más capacidad de procesador tengas, menos tardan los procesos en terminar de ejecutarse y menor será, por tanto, la concurrencia de los usuarios en el mismo instante.

4. Herramienta de administración de tu servidor Según el proveedor que contrates, dispondrás de herramientas de administración diferentes para acceder al sistema de ficheros de servidor y adminstrar otros servicios como el correo electrónico, tus bases de datos o tus accesos vía FTP.

La herramienta que se ha consolidado como estándar de facto y líder de la industria en este terreno es cPanel y te la recomiendo encarecidamente. No sólamente por eso, personalmente la considero la mejor, la utilizan muchos proveedores y si quieres cambiar de proveedor será fácil encontrar otro que también la utilice, de modo que te sentirás “en casa” con el nuevo proveedor y te ahorras el aprendizaje de herramientas nuevas.

5. Tiempos de respuesta y disponibilidad del servidor Obviamente a nadie le gusta ver su web caída. El tipo de alojamiento que recomendaría al 99% de los lectores, y que es el hosting compartido, suele ofrecer una garantía de disponibilidad del 99,9%. Es decir, que se asume que en un día (1.440 minutos), en proporción, podrías tener un máximo de 1,4 minutos de caídas.

En la práctica hay que asumir que caídas puntuales y muy cortas (2-3 minutos max. una o dos veces al mes) son algo relativamente normal en un servicio de hosting básico como lo es el hosting compartido. Alguna vez (+/- cada 3 meses), por cuestiones de mantenimiento de servidores y otros motivos, puede que haya que sufrir también una caída más larga de 10 o 20 minutos. Ésta sería para mi la frontera de la razonable, cifras claramente peores no las daría por aceptables. Por otra parte, un tiempo de respuesta buen no debería exceder los dos segundos, Con tiempos mayores a estos el % de visitas que abandonan el blog subirá de manera exponencial. Por eso no se pueden tirar los precios hasta el infinito, para que esto sea posible, será muy importante que el servidor sea potente, no aloje un nº excesivo de clientes y esté bien mantenido por los técnicos, y eso le cuesta dinero al proveedor. Si quieres tener con buen control de cuales son los tiempos de respuesta y el nivel de disponibilidad de tu servidor, te recomiendo monitorizar ambas métricas con el servicio gratuito en la nube Pingdom. Tendrás una información muy buena e incluso avisos vía email si detecta problemas.

6. Soporte online rápido (chat, teléfono o tickets con tiempo máximo de respuesta) En un hosting web es solamente cuetión de tiempo que tengas alguna duda o incidencia, por tanto, un buen soporte es crítico. Necesitas un equipo que se tome en serio tus problemas y responda con agilidad. Si sufres una caída o no sabes cómo configurar correctamente tus cuentas de correo no puedes esperar horas o días y que cuando te respondan te dejen el problema a la mitad, ¿no? Eso es lo que pasa con la mayoría de los hostings baratos. Es desesperante, sobre todo, cuando tienes un problema urgente. Y desde luego junto con el tema estabilidad de los servidores y velocidad de la web, la mayor razón por la que que te aconsejaría que no andes racaneando con 2 mil pesos anuales que es la diferencia entre un hosting malo de 4 mil y uno excelente como Titan Hosting, por ejemplo. Mi consejo es muy simple: no aceptes ninguna opción que no tenga, al menos, una de estas prestaciones: Un chat online de soporte. Soporte vía línea telefónica Soporte vía email, pero con tiempos máximos de respuesta para los tickets de soporte de menos de 1hora. Y mi segundo consejo es que lo pongas a prueba, es decir, aunque no lo necesites realmente, simplemente preguntando alguna “duda tonta” o alguna tarea un poco más compleja, aunque ya la sepas hacer. Así tendrás un “feeling” de cómo funcionan y si no te convence estarás a tiempo de reclamar la devolución de tu dinero. Los hostings buenos ofrecen esta garantía y desde luego no contraría ninguno que no disponga de esta opción. Si, es realmente bueno y capaz de convencer a sus clientes,

¿por qué no habría de ofrecer una opción de devolución del dinero?

7. Devolución de dinero sin preguntas Un hosting que sea realmente de calidad lo reconocerás, entre otras cosas, también por su disposición a ofrecer la devolución de su dinero a clientes insatisfechos. Por mucho que hayas analizado tu decisión, siempre puede ocurrir que no acabes de sentirte a gusto con ella.

Por eso conviene siempre poder disponer de un tiempo de prueba durante el cual puedas pedir la devolución de tu dinero si concluyes que ese hosting no es para ti. Poder probar tranquilamente tu alojamiento web es, por tanto, un factor vital a la hora de contratar un servicio de este tipo.

Conclusiones

Es fácil equivocarte con la elección de tu proveedor de alojamiento web y meter la pata, pero tampoco es tremendamente difícil hacerlo bien si te cuentan cómo que era el objetivo de este post. Casi todos los proyectos web hoy en día se basan en aplicaciones web hechas con PHP y que usan una base de datos MySQL. Todas ellas suelen ser aplicaciones aplicaciones exigentes para el servidor que las aloje y por eso resulta imprescindible que el servicio de hospedaje que contrates sea de uno de calidad. No hace falta gastarse un dineral, pero hay que elegir con buen criterio. Por último, te dejo también un vídeo en el que se recapitulan los criterios de selección de un buen hosting y puedes ver también como se contrata un servico de hosting y un vistazo general a la herramienta de administración cPanel.

Saltar a la barra de herramientas